• Omar Ramos

¿Qué hacer con el trauma del bullying?

La infancia de muchos niños gays no es sencilla. El cuidado de nuestra salud mental es fundamental para salir adelante.

Foto:RODNAE Productions


Yo nunca entendí por qué mis compañeros en la escuela me insultaban. Yo nunca me había referido a ellos con alguna agresión, sin embargo su comportamiento era distinto; sin dudarlo hacían burla de cómo caminaba, cómo movía las manos, cómo hablaba o cómo me vestía. Y las agresiones nunca fueron muy escandalosas, como aquella vez que vi cómo a un compañero lo echaron al bote de la basura, nunca permití que las cosas llegaran tan lejos ya que tenía mis propios métodos de defensa: ser jefe de grupo y tener el poder de mandar niños a la dirección, tiene sus ventajas.


Y si bien el método de defensa funcionaba, yo sentía que algo no estaba bien conmigo. Yo siempre supe que era diferente y en mis primeros años fue complejo descubrir qué era. Con el paso del tiempo, los estereotipos de la televisión y los comentarios hirientes de mis compañeros, entendí que esa diferencia radicaba en que a mí me gustaban los niños y no las niñas. Lo que no me quedaba muy claro es si eso tenía que ver con que me gustara actuar como lo hacían las niñas en algunos aspectos: me gustaba mucho bailar, mover el cuerpo al caminar... me daban una curiosidad tremenda las muñecas de juguete. Mucho tiempo después entendí que nada malo había en mí, que era víctima de problemas sociales que hemos arrastrado por años y años.

A pesar de que me considero un hombre pleno que ha logrado superar esa parte de mi infancia, me es imposible pensar en lo bello que hubiera sido mi infancia, mi adolescencia y mi juventud si ese maltrato no hubiera existido. No puedo evitar recordarme de niño, solo en el salón durante el receso, prefiriendo resguardarme a ser víctima de algún insulto o alguna risita.

¿Cómo enfrentar el bullying? Con un proceso terapéutico. Así como se superan otros problemas de la mente y las emociones. No es sencillo, para ello tenemos que superar los estigmas sobre la salud mental, que también cargamos desde niños: nos dijeron desde siempre “Los hombres tenemos que ser feos, fuertes y formales”. De tanto repetirse la frase, terminamos creyéndolo. La realidad es que los hombres, como todas las personas, tenemos debilidades. Muchos hombres gays, por la homofobia en nuestra sociedad, tuvimos experiencias traumáticas que debemos trabajar para sanar. En mi experiencia, un profesional de la salud mental puede ser el mejor aliado.


Gabriel J. Martín, psicólogo y autor de libros como “Quiérete mucho maricón” me respondió al preguntarle: ¿Qué hacer con el bullying y las heridas del pasado? ¿Con el tiempo que consideramos perdido? La respuesta completa me la dio para mi libro, el cual publico en un mes, pero perfectamente se resume en una frase:


“En la mente tienes un pasado que ya no existe, al que le estás dando mucho presente.”

Si necesitas ayuda, en Salud Diversa contamos con un servicio de terapia psicológica presencial y en línea, con un profesional de la salud mental empático y especializado en temas de la población LGBT+.


saluddiversa.com/saluddmental

20 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo